Guía para conspiranoicos novatos sobre la cura para el cáncer

Guía para conspiranoicos novatos:

1. Elige una opción: “La cura para el cáncer existe” o “La cura para el cáncer no existe”.

2. Si has elegido que “existe” la cura, tu siguiente afirmación tiene que ser “La malvada industria farmacéutica la está ocultando”.

3. Si has elegido que “no existe” cura, afirma “La malvada industria farmacéutica no tiene interés en investigarla”.

4. “¿Por qué?” Pues porque es “malvada”, ya lo has dicho. No necesitas dar más argumentos, tu juicio de valor es más que suficiente. Pero vamos a bajar de nivel para que nos entiendan esos pobres borregos: Se trata de intereses económicos. El dinero siempre lo explica todo. ¿Para qué pensar más?

5. Si no te creen, cita al premio nobel Richard Roberts: “Las farmacéuticas bloquean fármacos que curan porque no son rentables”. No importa el hecho de que en realidad este señor jamás dijo eso. Sobre todo, afirma que ello es verdad “porque lo ha dicho un científico”, a pesar de que siempre reniegas de la ciencia y de los científicos, ahora te interesa usar esa titulación para afirmar que es verdad.

6. No sabes nada sobre economía ni negocios, pero te suena lógico que ganarán más dinero cronificando enfermedades que curándolas. ¡Recuerda que el dinero siempre lo explica todo! Además, así demuestras lo muy antisistema y anticapitalista que eres, sabes que esa es buena imagen que hay que dar y dejar clara a toda costa.

7. No tienes pruebas de toda la basura que has dicho. Pero eres una mente brillante y lo tienes todo atado: la falta de pruebas es precisamente, la prueba de que tienes razón. ¡Es un ocultamiento! ¿Cómo van a haber pruebas si las están ocultando? Ah, ¿y cómo lo sabes tú? Ehm… pues… porque eres un iluminado, tienes una consciencia despierta y pensamiento crítico o capacidades precognitivas más allá del entendimiento humano. Que nadie descubra que en realidad estás repitiendo todo lo que has encontrado en blogs por Google y en vídeos con voz en off de YouTube, especialmente de youtuber con el avatar de Guy Fawkes.

8. Bueno, pero no querrás que la gente piense que eres un poco arrogante. No son capaces de comprender que te encuentras en un estado elevado de iluminación, por tanto, será mejor no cegarles con tu luz. Esos pobres borregos, dormidos en la matrix, te piden pruebas. Así que les das alguna para que se entretengan. ¡Ya está! Google y YouTube siempre tienen algún contenido que afirme lo que tú afirmas. Esa es la prueba. Si no la aceptan como prueba, allá ellos. ¡Tú ya has cumplido!

9. Uy, aún hay alguien que te lleva la contraria. Sólo existe una posible explicación: ¡Está pagado por la industria farmacéutica! Si ha estudiado medicina, ya está todo claro: es un adoctrinado y pertenece al sistema. Para hablar de medicina el requisito principal es no haber estudiado medicina. Si no ha estudiado, es un desinformador a suelo, lacayo del sistema, parte de la conspiración. No, en realidad son las multinacionales desplegando todos sus recursos para intentar convencerte de lo contrario. Tus palabras son verdades tan dolorosas que te has pasado a formar parte de los objetivos del gobierno. Ahora van a por ti. ¡Qué gran pensador eres, te buscan para censurarte!

10. Resulta que no se trata de una única persona, ya son varias la que te llevan la contraria. Sólo hay una explicación posible: ¡Todos son la misma persona! El sistema te está buscando por facebook para acallarte con múltiples identidades.

Deja un comentario

    • Es vergonzoso. Desde el minuto 1 del vídeo se ve claramente que las preguntas van dirigidas a provocar el llanto y el arrebato emocional. Si la mujer realmente tiene cáncer, espero que no abandone el tratamiento por este charlatán.

  1. una amiga me dijo que un doctor le contó que ya se encontró un remedio para la diabetes que se aplica una sola vez, pero que no lo sacan al mercado porque no es rentable, esto fué hace como 6 años.

  2. La industria farmacéutica es un negocio pero a veces se exagera en éste punto. Entonces se divulga, por ejemplo, que la industria prohíbe curas o persigue a quienes “descubren” curas para enfermedades. No hay que exagerar pero tampoco ignorar lo que son.