Probabilidad de enfermar con las vacunas

Imagine una gran bolsa negra y opaca. Dentro de ella sabes que hay 95 bolas verdes, y 5 bolas rojas. Un total de 100 bolas. Tu misión es meter la mano en la bolsa, sin poder mirar, remueves unas cuantas veces el interior, agarras una bola y la sacas de la bolsa.

Antes de abrir los ojos debes acertar el color de la pelota. ¿Qué color apostarías que es? Como sabes bien cuál es el contenido de la bolsa, no dudarás en apostar que es de color verde. El 95% de las bolas de la bolsa son verdes, por lo que sabes que afirmando que es verde, sólo vas a fallar 5 de cada 100 veces si mantienes tu decisión firme.

Algunas personas están afirmando que el niño que ha muerto recientemente por la difteria no tiene nada que ver con el hecho de que no estaba vacunado. Simplemente le ha tocado, como podría haberle ocurrido a cualquiera. Es como asumir que la probabilidad de contraer la difteria es exactamente la misma entre los niños vacunados y los niños que no están vacunados. Dígame (a la señora que ha afirmado esto), ¿Qué probabilidades había de que para que un único caso de difteria que ha habido en 28 años resulte ser en un niño que no estaba vacunado? ¿Demasiada casualidad?

Imaginemos que la bolsa representa la población de niños, las bolas verdes son los niños vacunados, las bolas rojas son los niños no vacunados, y la mano que saca la bola es la difteria.

Cuando vacunamos a un niño, no sólo estamos transformando una bola roja en una bola verde, estamos retirando su bola verde de la bolsa. La bolsa realmente se compone de únicamente 5 bolas rojas. Y cuando los niños están expuestos a la mano (bacteria) de la difteria, son los que “NO están vacunados” a los que les va a tocar esa lotería.

Las vacunaciones se han reducido de un 97% a un 95% en los últimos años. Gracias a ese 95-97% de vacunados las enfermedades no encuentran el medio para gestarse y propagarse, por lo que los no-vacunados se benefician de la inmunidad de grupo y de estar rodeado de un ambiente sano. Pero ello no lo hace imposible. Tarde o temprano las enfermedades encuentran el huésped adecuado.

vacunas olor

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: