Probabilidad de enfermar con las vacunas

Imagine una gran bolsa negra y opaca. Dentro de ella sabes que hay 95 bolas verdes, y 5 bolas rojas. Un total de 100 bolas. Tu misión es meter la mano en la bolsa, sin poder mirar, remueves unas cuantas veces el interior, agarras una bola y la sacas de la bolsa.

Antes de abrir los ojos debes acertar el color de la pelota. ¿Qué color apostarías que es? Como sabes bien cuál es el contenido de la bolsa, no dudarás en apostar que es de color verde. El 95% de las bolas de la bolsa son verdes, por lo que sabes que afirmando que es verde, sólo vas a fallar 5 de cada 100 veces si mantienes tu decisión firme.

Algunas personas están afirmando que el niño que ha muerto recientemente por la difteria no tiene nada que ver con el hecho de que no estaba vacunado. Simplemente le ha tocado, como podría haberle ocurrido a cualquiera. Es como asumir que la probabilidad de contraer la difteria es exactamente la misma entre los niños vacunados y los niños que no están vacunados. Dígame (a la señora que ha afirmado esto), ¿Qué probabilidades había de que para que un único caso de difteria que ha habido en 28 años resulte ser en un niño que no estaba vacunado? ¿Demasiada casualidad?

Imaginemos que la bolsa representa la población de niños, las bolas verdes son los niños vacunados, las bolas rojas son los niños no vacunados, y la mano que saca la bola es la difteria.

Cuando vacunamos a un niño, no sólo estamos transformando una bola roja en una bola verde, estamos retirando su bola verde de la bolsa. La bolsa realmente se compone de únicamente 5 bolas rojas. Y cuando los niños están expuestos a la mano (bacteria) de la difteria, son los que “NO están vacunados” a los que les va a tocar esa lotería.

Las vacunaciones se han reducido de un 97% a un 95% en los últimos años. Gracias a ese 95-97% de vacunados las enfermedades no encuentran el medio para gestarse y propagarse, por lo que los no-vacunados se benefician de la inmunidad de grupo y de estar rodeado de un ambiente sano. Pero ello no lo hace imposible. Tarde o temprano las enfermedades encuentran el huésped adecuado.

vacunas olor

¿Bill Gates está intentando despoblar el planeta con un plan eugenésico?

Bill Gates confesó públicamente en un vídeo que gracias a las vacunas y a la medicina se conseguirá reducir la población mundial. Con esta confesión ha revelado lo que más nos temíamos acerca de la medicina occidental y las vacunas…

Algunos participantes antivacunas que intervienen a veces de forma educada en nuestra página nos dicen que Bill Gates confesó que las vacunas se utilizan para reducir el número de la población mundial.

¿Es cierto que Bill Gates dijo esto?
.

Y además, existe prueba de ello. Ocurrió durante una conferencia que concedió en TED titulada “Innovando hacia el CERO”. En ella defendió la necesidad de reducir las emisiones de CO2 no en una parte, sino completamente, con la finalidad de combatir el cambio climático.

Para ello expone una bonita fórmula matemática con la cual explica el origen de la cantidad de emisiones de CO2 que generamos los seres humanos. La fórmula es la siguiente:

billgates_co2equals1

CO2 = P x S x E x C

  • P = Población
  • S = Servicios utilizados por cada persona
  • E = Energía utilizada por cada servicio
  • C = CO2 emitido por cada unidad de energía

Como buena multiplicación (explicó Gates), si cualquiera de los factores llega a CERO (o, al menos, se acerca mucho), entonces el resultado será (o se aproximará) a CERO. A continuación pasa a explicar cómo reducir cada uno de estos factores de la fórmula para conseguir este objetivo, y comienza obviamente por el primero de la ecuación: la población.

Estas son sus palabras literales:

First, we’ve got population. The world today has 6.8 billion people. That’s headed up to about nine billion. Now, if we do a really great job on new vaccines, health care, reproductive health services, we could lower that by, perhaps, 10 or 15 percent, but there we see an increase of about 1.3.

Traducción:

Primero, tenemos la población. Hoy el mundo tiene 6.800 millones de personas. Y está en camino de alcanzar los 9.000 millones. Ahora bien, si hacemos un buen trabajo con las nuevas vacunas, el sistema sanitario, servicios de salud reproductiva, podríamos reducir, quizás, un 10% o un 15%, pero ahí vemos un incremento del 1.3%.

Así lo dijo, sin pestañear, sin dudar, sin el más mínimo reparo…

¡DIOS MIO! ¿Las vacunas ayudan a reducir la población?
La respuesta es: Sí.
(Pero no de la manera que piensas).

El motivo no es que las vacunas esterilicen, ni que provoquen lentas enfermedades mortales, o que se trate de un “plan eugenésico global”, ni es la prueba indiscutible de que las vacunas son un invento del mal creado por la horrible y demoníaca industria farmacéutica para tenernos enfermitos y que les compremos más medicamentos.

El motivo por el que esto ocurre es un fenómeno epidemiológico poblacional bien conocido: cuanto menor es la tasa de mortalidad infantil, se observa menor es la tasa de natalidad. Suena contra-intuitivo, pero los padres y madres en países subdesarrollados no eligen tener 8 ó 9 hijos porque quieran tener una gran familia, sino porque lamentablemente no saben cuáles de esos niños van a sobrevivir. Esto ocurre en países subdesarrollados donde la tasa de mortalidad infantil (niños que mueren en el primer año de vida) es muy elevada.

Allí donde se observan menores tasas de mortalidad infantil (países desarrollados) se relaciona directamente con menores tasas de natalidad. Esto se debe a la eliminación de los factores de riesgo que propician la mortalidad infantil, entre ellas: la mejora de la sanidad, mayor bienestar y mayor longevidad. Esto contribuye a que la población esté menos presionada a tener hijos prematuramente y que las madres, al contar con una larga expectativa de vida y a su vez con la expectativa de que el hijo durará muchos años y que supondrá un gasto a largo plazo debido a la alimentación y la educación, deciden posponer su decisión.

Además, el propósito general de la charla de Bill Gates ni siquiera es sobre cómo despoblar la tierra, sino en poner de manifiesto la crisis energética y la mejora de la eficiencia de los servicios que consumen esa energía. De ahí que el título de la charla fuera “Innovando” hacia el CERO. Su objetivo para reducir la cantidad de CO2 emitido por las personas no es reducir la población, sino reducir las emisiones aumentando la eficiencia energética.

El error de Bill Gates es no tener una dilatada experiencia como orador. Cometió el error de asumir que los oyentes comparten los mismos conocimientos de base acerca de los efectos de la mortalidad infantil en las tasas de natalidad, por lo que en muchas ocasiones se pasan datos por alto creyendo que son obvios.

La mayoría de conspiracionistas no sólo utilizan la frase de Bill Gates malinterpretada, sino que se recrean en vídeos de youtube que se encargan de recortar frases sacadas de contexto.

¿Por qué la gente está diciendo esto?

Ya sabemos que los bulos y la desinformación están a la orden del día, y que las noticias que mejor vuelan son aquellas que van cargadas con un alto contenido emocional, como en este caso, el miedo.

Las típicas páginas web que se dedican a remasticar este tipo de noticias se han hecho eco automáticamente sin molestarse ni un segundo en corroborar la información más allá de visualizar el conveniente fragmento extraído de la charla de Bill Gates.

Una de las prácticas más duras para todo ser humano es confrontar la realidad. Ello consiste en exponerse a la opinión y las evidencias contrarias y comprobar si tienen razón, en vez de rechazarlas sistemáticamente. Como ya he dicho, esta es una práctica muy dura. A nadie le gusta sentir que no tiene razón, por lo cuál las personas tendemos a buscar información que corrobore nuestras creencias, y no la que las confronta. Esto lleva por el camino de la deshonestidad intelectual, porque esta práctica conlleva a que la persona viva en una burbuja ideológica en la que cree tener siempre razón porque se rodea solo de aquella gente e información que apoye su punto de vista.

Esto le ocurre especialmente a aquellas personas que utilizan el argumento de Bill Gates creyendo que así apoya su punto. Tanto las personas como las páginas web se hacen eco de esta noticia simplemente, porque de forma superficial apoya lo que ellos prefieren creer.

Algunos datos de interés:

Tasa de natalidad / mortalidad infantil en África:

Captura de pantalla 2015-07-05 19.51.36

tendencia africa

La correlación entre ambas variables de 0,8097
(p-valor < 0.00000; R2 = 0,6557)

Tasa de natalidad / mortalidad infantil en el Mundo:

Captura de pantalla 2015-07-05 19.55.32

 

tendencia mundo

La correlación entre ambas variables de 0,8918
(p-valor < 0.00000; R2 = 0,7953)

Para más información sobre estos datos o para visualizarlos con más detalle y de forma interactiva, ir a este enlace.

Fuentes:

 

Los tweets de Jim Carrey, el antivacunas

No, se trata de un nuevo personaje de humor de este cómico actor, tan encasillado en papeles en los que interpreta a un idiota extremo (Loco a domicilio, Ace Ventura, La Máscara, Cómo Dios…).

Desgraciadamente cuando un famoso se posiciona en un tema, aunque el tema no esté relacionado con él y no tenga ni idea de lo que está hablando, una avalancha de gente es persuadida. “Lo dice un famoso, debe ser verdad”.

Invadido por la paranoia y por el enaltecimiento de sentir tener razón, este señor se ha puesto a berrear desde su twitter, cual histérica desesperada y usando argumentos demagógicos (hace comparaciones infantiles e ignorantes acerca del mercurio, y todos sus tweets se resumen en que debes tragar sus argumentos o sino es que no te importan los niños, eres un fascista, un corrupto, un comprado). Como buen conspiranoico, te da un enlace para que leas el material que a él le interesa que leas (una página precisamente dedicada a su punto y a nada más).

285194

Aquí hago una pequeña lista de los controvertidos tweets que este personaje (lo sigue siendo en la vida real) va realizando acerca de las vacunas:

“El gobernador de California dice SÍ a envenenar a más niños con mercurio y aluminio con vacunas obligatorias. Debemos parar a esta corporación fascista”.

“Dicen que el mercurio en el pescado es peligroso pero forzar a todos nuestros niños a inyectarse el mercurio del tiomersal no tiene riesgo. ¿Tiene sentido?”

“No soy anti-vacunas. Soy anti-tiomersal, anti-mercurio. Han quitado algo del mercurio del tiomersal de las vacunas. ¡NO TODO!”

“El CDC no puede resolver el problema que ayudó a iniciar. Es muy arriesgado admitir que se equivocaron sobre el mercurio/tiomersal. Están corrompidos.”

“Ir a traceamounts.com vean el documental y juzguen por sí mismos. Si de verdad te importan los niños lo harás. ¡Es chocante!”

“Soy PRO-VACUNAS/ANTI-NEUROTOXINAS. Vamos a dejarlo claro.”

“¡Repito! SOY PRO-VACUNAS/ANTI-NEUROTOXINAS, igual que Robert Kennedy Jr. Por favor, lee el siguiente artículo y libro”.

Todo lo que decimos es, “Quiten esas neurotoxinas de las vacunas”. Hacerlas libres de toxinas. La historia mostrará que es una petición razonable”.

“VACUNAS LIBRES DE TOXINAS, ¡ES UNA PETICIÓN RAZONABLE!”

“Un trillón de dólares compra un montón de opiniones de expertos. ¿Te comprarán a ti? VACUNAS LIBRES DE TOXINAS, ¡ES UNA PETICIÓN RAZONABLE!”

“Esta podría ser la cara del futuro de California. VACUNAS LIBRES DE TOXINAS, ¡UNA PETICIÓN RAZONABLE!”

La homeopatía es azúcar, y nada más.

GRANULO BIOTICA

Me parece que para dedicarse (con mucha fe) a la homeopatía se requiere o ser un mentiroso profundo, o no tener ni idea de conceptos básicos en matemáticas (algo que se supone imprescindible para sacarse el título de farmacéutico) (ah no, que el título de homeópata lo regala Boiron en su web haciendo un curso online).

El personal de “laboratorios Biótica” nos describe su producto de la siguiente forma:

1. “Cómoda y segura dispensación”. No explican por qué necesitan asegurar esto, pero es porque según ellos (su web) los gránulos jamás deben ser tocados con las manos. Como siempre, que no falte un toque ritualístico.

2. “Gránulos 100% sacarosa (sin lactosa)”. ¿Sabrán que el 100% es el máximo y no deja margen para absolutamente nada más? ¿Es esto una confesión de que la homeopatía sólo es azúcar Y NADA MÁS?

3. Ahora resulta que la luz de colores modifica la “frecuencia del medicamento”. Mi duda ahora es: ¿Qué frecuencia tiene ese medicamento? ¿Cómo se pone? ¿Cómo se mide? ¿Cómo comprueban que el medicamento está a esa “frecuencia” exacta antes de que salga al mercado? Digo yo que deberán tener algún tipo de control de calidad, no vaya a ser que una mala partida resulte en una desincronización masiva de los chakras de la población y haya que declarar una epidemia. Y la pregunta más importante, ¿en qué emisora puedo escuchar la frecuencia de ese medicamento?

¿Funciona el Reiki? Naturópata confiesa la verdad que muchos olvidan